sábado, 24 de octubre de 2015

Prescrpción título ejecutivo



Primero que todo es conveniente saber que es un proceso ejecutivo y como se clasifican los títulos ejecutivos, para entrar a determinar su prescripción.

El proceso ejecutivo es el mecanismo o medio por el cual se demanda a un deudor ante el Juez civil, laboral o administrativo, para buscar hacer exigible una obligación que se encuentre respaldada en un título valor o título ejecutivo. (Obligación de dar, hacer o no hacer, obligación de suscribir documentos).

Según su otorgamiento la doctrina los clasifica en títulos ejecutivos públicos y títulos ejecutivos privados.

Los títulos ejecutivos públicos son aquellos otorgados por autoridad pública por mandato de la ley y, en cumplimiento de sus funciones como por ejemplo: Una sentencia condenatoria proferida por juez o tribunal de cualquier jurisdicción, providencia judicial, providencias que en procesos de policía aprueben liquidación de costas o señalen los honorarios de auxiliares de la justicia, conciliación judicial.

Los títulos ejecutivos privados son aquellos que se otorgan entre particulares sin formalidades legales, lo cual adquieren poder ejecutivo por el reconocimiento expreso de la ley. Estos pueden ser: contrato de arrendamiento, acta de conciliación, contratos, hipotecas, etc.

El art. 8 de la Ley 791 de 2002, modifico el art. 2536 del Código Civil, acortando los términos de prescripción para la acción ejecutiva y la acción ordinaria en la jurisdicción civil, quedando de la siguiente manera:

La acción ejecutiva prescribe en cinco (5) años.
La acción ordinaria en diez (10) años.


La acción ejecutiva se puede convertir en ordinaria, cuando transcurridos 5 años no se ejerce el derecho otorgado en un título ejecutivo, vencido este término solo le queda la acción ordinaria para recuperarlo en otro término máximo de 5 años. Ejemplo: Si mediante sentencia judicial condenan a una persona a pagar una suma de dinero por daños y perjuicios,  y el demandado condenado no paga dicha indemnización, esa sentencia presta mérito ejecutivo para hacerla valer ante juez competente en el término máximo de cinco (5) años, pero si transcurrido ese tiempo no se ejerce el proceso ejecutivo, ese derecho adquirido cierto e indiscutible le prescribe, convirtiéndose ahora en un derecho incierto y discutible, que mediante proceso ordinario se puede debatir la controversia con el fin de recuperarlo, y como la prescripción ordinaria es de 10 años, pues solo han transcurrido 5, lo cual quiere decir que le quedan otros 5 años para ejercer la respectiva acción ordinaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario